May 31, 2019 / by admin / No hay comentarios

Ciudad de México, viernes 31 de mayo de 2019
Boletín 015

La crisis en el transporte atiende a una crisis de gobernanza: Óscar Valdés Ambrosio

• Hace falta ejercer una política menos impositiva y más acertiva, consideró el académico de la UAEM
• Advierte que el presupuesto de 2 mmdp al Metro, será insuficiente para solucionar años sin mantenimiento

Al analizar los diversos problemas que enfrenta el servicio de transporte público en la Ciudad de México y otras ciudades del país, el académico Óscar Valdés Ambrosio refirió que cuando hay crisis en el transporte es porque hay una crisis de gobernanza, toda vez que el transporte ha sido rebasado por el crecimiento de la población y no se ha dado una adecuada respuesta a las necesidades de transporte de las personas.

Participante en el 11 Congreso Internacional de Transporte de la AMTM, Óscar Valdés Ambrosio, investigador del Centro de Estudios Políticos y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), presentó su ponencia titulada La gobernanza de los sistemas de transporte, su gobernabilidad.

Explicó que las soluciones a los actuales problemas del transporte pasan por el ejercicio de la gobernanza, el acercamiento a la población y una acción pública menos impositiva y más acertiva, que busque asumir compromisos conjuntos.

El diagnóstico del Sistema de Transporte Colectivo Metro, dijo el especialista, corresponde a un transporte insuficiente, ineficiente e inequitativo, al que el Gobierno de la Ciudad de México destinará 2 mil millones de pesos para mantenimiento, los cuales serán insuficientes para solucionar los rezagos acumulados en todos los años que no se le dio mantenimiento adecuado.

El especialista en gobernanza del Centro de Estudios Políticos y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos dijo que debe desarrollarse una política permanente de atención a las necesidades del Sistema de Transporte Colectivo porque en teoría debería haber en operación 388 trenes por cada línea, pero la realidad es que, de acuerdo con datos de 2015, se mantienen sin funcionar 101 trenes, a pesar de que cuando se dio el aumento de la tarifa, se dijo que los recursos se emplearía en el mantenimiento adecuado del sistema.